Ads 468x60px

miércoles, 24 de noviembre de 2010

“Qué tu alimento sea tu medicina, y tu medicina tu alimento” Hipócrates.


El hecho de que existan y se puedan ingerir una amplia variedad de alimentos, ¿significa que son todos ellos igualmente aptos para el consumo humanos? ¿Existe alguna alimentación idónea para los humanos, que además de nutrirnos nos ayude a conservar la salud y prevenir enfermedades?

Los Alimentos vegetales, al IGUAL que las PLANTAS MEDICINALES contienen sustancias que , producen acciones farmacológicas similares a los de cualquier medicamento, con las siguientes VENTAJAS:
ADEMAS DE CURAR, previenen y corrigen la tendencia a enfermar.
En general, CARECEN DE EFECTOS SECUNDARIOS.

¿Por es tan importante incorporar alimentos de origen vegetal en nuestra dieta? ¿Cuáles son los últimos avances de los estudios científicos que avalan lo que dice la Escritura?
Existen dos tipos de compuestos que se encuentran en los alimentos de origen vegetal que no se hallan en los de origen animal:
ANTIOXIDANTES
ELEMENTOS FITOQUÍMICOS

Vamos a conocer según las diferentes partes de nuestro organismo, cuales son los alimentos que pueden beneficiarnos

Alimentos para EL SISTEMA NERVIOSO:
El cerebro requiere para su funcionamiento solo dos sustancias: oxígeno y glucosa.
Las vitaminas del grupo B son las que más influyen  en el buen funcionamiento del cerebro y del sistema nervioso. La deficiencia de vitamina B1 por ejemplo produce irritabilidad nerviosa y  depresión, la de vitamina B6 nerviosismo y fatiga.

Minerales: intervienen directamente en la actividad de las neuronas. Por ejemplo la carencia de magnesio produce nerviosismo y ansiedad.

Los ácidos grasos insaturados, como el linoleico que se encuentra en los frutos secos, son necesarios también para el desarrollo del sistema nervioso.

Por el contrario el consumo de azúcares y de ciertos aditivos lo afectan y alteran además el comportamiento.
Veamos algunos ejemplos de enfermedades que podemos combatir con algunos alimentos:



Nerviosismo
Estado de excitación donde el sistema nervioso responde en forma exagerada a estímulos considerados normales.
¿Qué lo puede causar?
El consumo de tabaco, alcohol y café, u otras bebidas estimulantes (llámese mate, te, chocolates), son la causa más común de nerviosismo y desequilibrio del sistema nervioso.

Tratamiento
Podemos adquirir los siguientes hábitos para combatirlo:
-Tomar un buen desayuno para evitar LA HIPOGLUCEMIA (falta de azúcar en la sangre) que suele producirse a media mañana, lo cual genera nerviosismo e irritabilidad.
-Comer a horas regulares, para evitar bruscos descensos de la glucosa en la sangre (azúcar).
-Dormir suficiente y de forma regular.
-Practicar algún deporte (caminata o marcha especialmente).

Alimentos que debemos ingerir más:
Avena - Germen de Trigo – Girasol – Nuez – Lechuga – Palta – Cajú – Arveja – Damasco – Polen
Alimentos que debemos eliminar:
Bebidas estimulantes (té, café, mate, etc) – Bebidas alcoholicas – Azúcar blanca.

Hiperactividad y Agresividad
Existe en los niños en edad escolar un trastorno conocido como TDAH (trastorno por déficit de atención e hiperactividad), donde predomina la agresividad y la violencia por parte de estos.
El tipo de alimentación que reciben estos niños es fundamental en el desarrollo de su conducta, algunas causas que vamos a mencionar son las siguientes:
Desayuno pobre: los niños que no empiezan el día con un buen desayuno sufren de nerviosismo, fatiga e irritabilidad nerviosa, conductas agresivas.
Contaminación por plomo: lleva a comportamientos antisociales, delincuencia y agresividad. La carne y el pescado criados en lugares contaminados, cerca de zonas industriales, suelen ser los alimentos más contaminados por plomo.

Aumentar el consumo de:
Cereales integrales – Germen de Trigo – Vitamina B1 (que se encuentra en los alimentos mencionados anteriormente)
Eliminar:
Aditivos – Azúcar blanco – bebidas estimulantes – Bebidas alcohólicas – Carne – Alimentos refinados.
(Aditivos encontrados en las golosinas como la tartracina pueden desencadenar hiperactividad y conductas agresivas en niños).

Insomnio
El tipo de alimentos y la cantidad de los mismos que se ingiere influyen directamente con la capacidad de conciliar el sueño, también el momento en el que se los toma.
No se deben tomar alimentos copiosos de dos a tres horas previos al momento de ir a la cama. Las cenas muy abundantes aun de alimentos sanos pueden alterar el sueño.

AQUELLOS QUE PADECEN DE INSOMNIO SOLO DEBERIAN TOMAR UNA TAZA DE MALTA O DE PLANTAS SEDANTES CON MIEL.



AUMENTAR: Avena- Malta- Miel- Hidratos de carbono- Lechuga.
ELIMINAR: Bebidas estimulantes – Chocolate – especias- Carnes – Quesos maduros- proteínas- refrescos.

Depresión
En general los que sufren de depresión tienden a consumir productos ricos en azúcar (caramelos, gaseosas, postres) de escaso valor nutritivo y productos ricos en grasa saturada, como embutidos y derivados de la carne.
Estos alimentos agravan  la depresión y crean un circulo vicioso. Ai el deseo por lo dulce es muy intenso se pueden ofrecer frutas desecadas, miel, como asi también legumbres, vegetales, frutas, cereales.

ELIMINAR: Azucar blanco- Grasa saturada- Bebidas estimulantes (te café mate) y bebidas alcoholicas
AUMENTAR: Avena, germen de trigo, Garbanzos, Almendras, Nueces, Cajú, Palta, levadura de cerveza, Jalea real, Vitamina B1, B6, y C, Folatos, Hierro.


Fatiga Intelectual
Aquellos que realizan trabajo intelectual tienen necesidad de ciertos nutrientes. Los alimentos como cereales integrales (especialmente la avena) y los frutos secos oleaginosos (almendras y nueces) son especialmente beneficiosos.

AUMENTAR: Avena, Almendra, nuez, Germen de trigo.

CEFALEAS
Es el dolor de cabeza en general. La migraña es un dolor de cabeza en especial, agudo y palpitante que aparece de forma súbita acompañado en ocasiones de nauseas, vómitos y trastornos de la visión.
Dentro de las causas, encontramos múltiples, desde inespecíficas como la teoría de vasodilatación arterial cerebral, hasta tumores cerebrales.
Pero es muy importante poder identificar aquellos factores que pueden desencadenar o agravar los episodios de cefalea y migrañas:
Las Alergias
La tensión nerviosa
Menstruacion

En relación a la alimentación:
No se conocen alimentos que puedan prevenir o curar la cefalea, pero si se conocen aquellos que puedan desencadenarla, al evitarlos estaremos previniendo dichos episodios, algunos de ellos son:

Bebidas alcohólicas, quesos madurados (contienen tiramina una sustancia con efecto constrictor de las arterias cerebrales que pueden desencadenar así la migraña), chocolate, mariscos, carnes, proteínas en exceso, aditivos, bebidas estimulantes (café, té, mate, etc), azúcar blanco, lácteos, helados, frutos cítricos.


Descubramos juntos algunos alimentos con probada eficacia sobre el Sistema Nervioso.
Avena común, avena blanca.
Fruto de la planta de la avena (‘Avena sativa’L), herbácea anual de la familia de las Gramíneas. El fruto es un grano que incluye el pericarpio o salvado y la semilla o grano  propiamente dicho.
Hay muchas variedades, tales como: avena negra, avena gris, avena amarilla, avena tártara (Avena orientalis), avena desnuda (Avena nudis), avena Victoria, avena pata de mosca (Avena brevís), avena de Ligowo,

Es práctica tradicional en algunos países centroeuropeos, hacer dormir sobre un colchón de paja de avena a quienes padecen de nerviosismo o de insomnio. Es muy, posible que esta costumbre no carezca fundamento, ya que la avena contiene un alcaloide de efectos sedantes sobre el sistema nervioso.


La avena es el cereal más rico en nutrientes. Contiene más del doble de grasas que el trigo, más proteínas y más hidratos de carbono. Es muy rica en fósforo, en hierro contiene sus 4,72 mg/100 g, supera a la carne que sobrepasa los 3 mg/100 g) y en vitamina B.
Los hidratos de carbono constituyen el nutriente más abundante de la avena.
Debido a la peculiar estructura del grano de avena, sus hidratos de carbono se asimilan fácilmente y se absorben con lentitud, por lo que proporcionan energía durante varias horas después de haber sido ingeridos. Destacan los siguientes:

Almidón y los productos de su descomposición:
dextrina, maltosa y glucosa. Estas son sustancias muy asimilables que el organismo convierte fácilmente en energía.

Fructosa:
Se encuentra en cierta proporción, junto con otros hidratos de carbono. Tiene la peculiaridad de no precisar de la insulina para penetrar en las células y ser aprovechada por ellas. Esto hace que la avena sea muy recomendable para los diabéticos.

Mucílagos:
Son un tipo de hidratos de carbono de consistencia gelatinosa, que tienen la propiedad de retener agua. Constituyen un tipo especial de fibra soluble. Lubrifican y suavizan el interior del conducto digestivo. Esto hace que la avena resulte conveniente en caso de gastritis y de colitis.

Fibra vegetal:
Se encuentra sobre todo en la capa que recubre al grano, y que persiste en los copos integrales. Puede también consumirse por separado en forma de salvado de avena. Su principal componente es el betaglucano, un derivado soluble de la celulosa. Tiene un efecto laxante suave, pero sobre todo, disminuye el nivel de colesterol gracias a que absorbe y arrastra los ácidos biliares del intestino, materia prima para la fabricación del colesterol en el organismo.
Las proteínas de la avena son abundantes (16,9%) y muy digestibles. Contienen todos los aminoácidos esenciales, aunque no en la proporción óptima. La avena es relativamente pobre en Usina y en treonina, mientras que tiene un exceso de metionina. Por el contrario, las leguminosas (garbanzos, lentejas o judias) son ricas en Usina y treonina, pero carecen de metionina. Por eso la combinación de cereales como la avena y de leguminosas es muy provechosa, pues las proteínas de ambos tipos de alimentos se complementan para formar una proteína completa.
Las grasas de la avena también son de gran valor nutritivo.
Están formadas por:
Ácidos grasos insaturados (80%) entre los que destaca el linoleico, y saturados (20%). El predominio de los insaturados tiene un efecto regulador sobre la síntesis de colesterol.

Preparación y empleo
Copos: Es la mejor forma de consumir la avena, aprovechando todas sus propiedades nutritivas. Se preparan hervidos en leche o caldo de verduras.
Porridge‘:  Se puede preparar de la siguiente manera: Poner cuatro cucharadas de copos de avena en remojo. A la mañana siguiente se hace hervir medio litro de agua, y se le echan entonces los copos, dejándolos que hiervan quince minutos a fuego lento. Se sirve con miel. Se le puede añadir también leche.
Harina o crema: Se usa en sopas y papillas.
‘Muesli’: Los copos de avena son uno de los Ingredientes fundamentales del muesli para el desayuno, junto con otros cereales, almendras, avellanas, pasas, etc. El ‘Birchermuesli’ se prepara con estos Ingredientes, y además, fruta fresca, leche y un poquito de miel.
Agua de avena: Se obtiene tras una decocción de dos cucharadas soperas de granos de avena en un litro de agua. Hervir durante 5 minutos y después filtrar. Se puede endulzar con miel. El agua de avena se toma como bebida a lo largo del día.
Avenasterol, un fitosterol, sustancia vegetal similar al colesterol, que ejerce la interesante acción de impedir la absorción de este último en el intestino, reduciendo así su nivel en sangre.

Lecitina: Contiene también una pequeña cantidad de este fosfolípido, de gran importancia para el funcionamiento del sistema nervioso. La lecitina también contribuye al descenso del colesterol en la sangre.
Así que, aunque la avena es el cereal más rico en grasas, no por ello deben evitarlo los que desean reducir su nivel de colesterol en la sangre, sino todo lo contrario.
Debido a las grandes virtudes nutritivas de, así como a su buena digestibilidad, la avena constituye un alimento fundamental en la dieta humana. Al igual que el pan, puede ser consumida a diario, pues sabido es que los cereales tienen que ser la base de la nutrición humana.
El consumo de avena resulta especialmente indicado en determinadas situaciones como las que describimos a continuación, debido a las propiedades dietoterápicas que posee.
  • Afecciones del sistema nervioso: La avena aporta los nutrientes más importantes para el buen funcionamiento de las neuronas: glucosa (se libera a partir del almidón), ácidos grasos, fósforo y lecitina.
Todo ello ejerce un efecto tonificante y equilibrador sobre el sistema nervioso, y favorece la actividad intelectual. Además, la avena contiene pequeñas cantidades de un alcaloide no tóxico, la avenina, que tiene un efecto sedante suave sobre el sistema nervioso.
El consumo habitual de avena en la dieta en cualesquiera de sus formas de preparación, incluida el agua de avena, está indicado en los siguientes casos: nerviosismo, fatiga o agotamiento mental, insomnio y depresión. Es un alimento que no debería faltar en la dieta de los estudiantes, especialmente en época de exámenes.
  • Afecciones digestivas: Debido al mucílago que contienen y a lo bien que se digieren, los copos de avena tienen acción emoliente (suavizante). Cocinados con leche o caldo de verduras son muy recomendables en caso de gastritis, úlcera gastroduodenal o de afecciones intestinales como la diverticulosis (presencia de divertículos en el intestino), o la colitis causada por microorganismos, tóxicos, medicamentos o intolerancia a ciertos alimentos. En cualesquiera de estos casos, la avena puede constituir el plato principal, y hasta único, durante tres a cinco días, mientras que pa sa la fase aguda y se produce la regeneración de las células de la mucosa digestiva.
  • Celiaquía: Esta enfermedad se debe a una intolerancia a la gliadina, la proteína del gluten que se encuentra en el trigo y en otros cereales. Se manifiesta con diarreas y desnutrición graves. La avena apenas contiene gliadina, y resulta muy bien tolerada por los celiacos, tal como ha sido demostrado en varios estudios científicos.
  • Diabetes: A pesar de su gran contenido en hidratos de carbono, la avena resulta muy bien tolerada por los diabéticos, especialmente si se toma en forma de copos integrales que incluyen el salvado. Esto se debe a su contenido en fructosa, y sobre todo, a los betaglucanos que se encuentran especialmente en el salvado de la avena. Los betaglucanos son un tipo de fibra vegetal soluble que, tal como ha sido demostrado en un estudio llevado a cabo por el Departamento (Ministerio) de Agricultura de los Estados Unidos, hace que los diabéticos toleren mucho mejor la glucosa que se libera del almidón de la avena durante la digestión.
  • Aumento del colesterol: La composición de grasas de la avena favorece el descenso del colesterol. Este efecto se ve potenciado por la acción del betaglucano, sustancia que se encuentra sobre todo en el salvado de la avena. El betaglucano retiene y elimina las sales biliares en el intestino, disminuyendo además la absorción de grasas. Los ácidos biliares son la materia prima a partir de la cual nuestro organismo sintetiza el colesterol, por lo que al favorecer su eliminación con las heces, disminuye la producción endógena de colesterol.
Esta propiedad de la avena ha sido probada en diversos estudios,por lo que resulta muy recomendable el consumo de avena incluyendo el salvado (como en los copos integrales, por parte de quienes tienen el colesterol elevado.
  • Arteriosclerosis e hipertensión: Para el tratamiento y la prevención de estas afecciones da muy buenos resultados el consumo habitual de avena, al menos una vez al día en cualesquiera de sus formas de preparación.
El agua de avena tiene un efecto equilibrador y tonificante sobre el sistema nervioso. Muy recomendable en caso de nerviosismo y de hipertensión arterial.
La Lechuga
“Muy beneficiosa para sedar los nervios y saciar el estomago”
Descripción: Hay variedad con hojas lisas y rizadas, y su color va desde el verde hasta el rojo violáceo.
Los antiguos Romanos tenían la costumbre de comer lechuga por la noche, para favorecer el sueño después de una copiosa cena. Actualmente también se recomienda tomar lechuga por la noche a los estresados habitantes de las ciudades modernas; pero NO  después, sino EN VEZ de una copiosa cena.
Propiedades e indicaciones:
La lechuga es uno de los alimentos más ricos en agua (94,9%). Si embargo, sorprende por aportar una aportar una cantidad relativamente alta de proteínas (1,62%), un poco menos que las papas o patatas (2,07%).
Es pobre en hidratos de carbono y grasas, lo que explica su bajo aporte energético (16 kcal/100 gr)
Sus beneficios dependen de:
Provitamina A, cada 100 gramos obtenemos casi la cuarta parte de las necesidades diarias de esta vitamina, beneficiosa para regenerar los tejidos, y para la vista.
Vitaminas del grupo B: B1, B2 y folatos.
Vitamina C: contiene un poco menos de la mitad de concentración de vitamina C que la naranja o del limón.
Minerales:
Se destaca por su contenido en potasio y hierro. Calcio, fósforo y magnesio, cinc, cobre y manganeso.
Fibra vegetal: que contribuye a su suave efecto laxante.

Sustancias de acción sedante y somnífera: estas sustancias son similares químicamente a las que forman el opio, aunque carecen por completo de toxicidad y efecto adictivo. Es por esto que la lechuga tiene propiedades sedativas, somníferas, aperitivas, laxante, alcalinizante, remineralizante.
Es útil en casos de:
Trastornos funcionales del sistema nervioso: Como nerviosismo, estrés o tensión psíquica o ansiedad. El consumo habitual de lechuga produce una suave y a veces imperceptible sedación, a la vez que aporta vitaminas del grupo B necesarias para el buen equilibrio nervioso.
Insomnio: Para ello se recomienda tomar por la noche, tal como ya se ha dicho, un buen plato de lechuga como plato único. Trastornos digestivos: Tomada antes de la comida, la lechuga tonifica el estómago y facilita la digestión.
Estreñimiento: Facilita el tránsito intestinal por su contenido en fibra y su buena  digestibilidad. 

Diabetes: La lechuga es uno de los alimentos más pobres en hidratos de carbono, de modo que los diabéticos pueden consumirla sin más limite que su apetito.

Preparación y empleo:
Cruda: Es la mejor forma de disfrutar de su frescura y de su agradable sabor. Se aliña con un poco de aceite preferiblemente de oliva) y unas gotas de limón. Las hojas verdes son mucho más nutritivas que las blancas del interior.
Cocinada: Las hojas más duras se deben someter a cocción como cualquier otra verdura.
Tomar un buen plato de lechuga convenientemente aliñada con aceite y limón, facilita la digestión y ayuda a consolidar el sueño, además de producir una notable sensación de saciedad.


Propiedades Benéficas de las Almendras
Las almendras son una buena fuente de proteínas y fibra dietética, son ricas en vitamina E y su contenido de grasas es monoinsaturado casi en su totalidad.
En cuanto a las proteínas solo la soja la supera en cantidad y calidad de sus aminoácidos esenciales, contiene 13% de proteínas, o sea 13 gr de proteínas cada 100gr de almendras,(en comparación con los 15 a 20 gr que contienen las proteínas de carne roja y de pescado).
De las grasas, que es la mayoría del contenido de la almendra, de los cuales son en su totalidad grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas, y se destaca el acido linoleico el cual desempeña un importante papel en las funciones del sistema nervioso.
Hidratos de carbono: debido a que las almendras no poseen gran cantidad de hidratos de carbono, es importante combinarlas con pan o frutas dulces desecadas (higos, pasas de uva, etc)
Vitaminas: muy ricas en VITAMINA E, un poderoso antioxidante, también B1, B6.
Minerales: algo ya comentado en el material anterior (ver destruyendo mitos), son muy ricas en CALCIO, y fosforo también, en cuanto al calcio superan en mucho a la cantidad (226mg/ 100gr) contenida en la leche (119 mg/100 gr)
Lo maravilloso de esto es que las almendras tienen en su composición el equilibrio exacto en cuanto a Calcio, Fosforo y magnesio, en forma similar a como lo hace el organismo.
Se ha demostrado como lo dijimos también anteriormente que una dieta rica en carne que aporta mucho fósforo, disminuye la absorción intestinal de calcio, y el exceso de proteínas lleva a acidificar la sangre haciendo que el calcio tenga que amortiguar este desequilibrio y lleve a la descalcificación del organismo.
En cuanto al Zinc, Cobre y Manganeso también es muy rica.

Para el Sistema Nervioso:
Ampliamente beneficiosas para estados de DEPRESIÓN, ESTRÉS, FATIGA INTELECTUAL, FÍSICA, el equilibrio adecuado entre minerales como CALCIO, MAGNESIO, FÓSFORO, conserva el tono muscular, y evita la irritabilidad nerviosa, la falta de Calcio en la sangre produce NERVIOSISMO.
Tanto el FÓSFORO, como los ácidos grasos mono y poliiinsaturado como el linoleico, favorece la producción de las membranas celulares del sistema nervioso.
El consumo habitual de almendras fortalece los nervios y tonifica los músculos contribuyendo así a superar el estrés, la depresión y la fatiga. Aquellos sometidos a fuertes trabajos físicos, hallarán en la almendra un alimento muy energético, tonificante y saludable.

Beneficiosa para afecciones óseas como la osteoporosis y desmineralización ósea, debido a lo expresado antes en cuanto al calcio, fósforo, magnesio.

Diabetes: por su baja concentración en hidratos de carbono y la calidad de sus proteínas y grasas, la almendra en un alimento excelente para los diabéticos.

Embarazo y Lactancia:
Aportan vitaminas y minerales que el feto necesita en abundancia. Tiene propiedades galactóforas, esto significa que favorece la producción láctea.

Las almendras son verdaderas cápsulas de bienestar si se comen en raciones adecuadas como parte de una dieta sana y equilibrada, es lo que afirman expertos en nutrición y medicina.

Todo fue avalado por un estudio de las universidades Johns Hopkins Harvard sobre los efectos positivos que tiene en los niveles de presión arterial y colesterol un cambio en la cantidad de carbohidratos, proteínas y grasas insaturadas en la alimentación.

Pues las dietas que las incluyen mejoran la presión arterial y disminuyen el colesterol LDL o "malo", así como los niveles de colesterol total en comparación con la dieta de carbohidratos, a diferencia de loque uno pensaría tratándose de un alimento rico en grasas, pero estas grasas son beneficiosas a diferencia de la que aporta una dieta rica en grasas provenientes de la carne, o comidas refinadas. También esto se ve beneficiado por la presencia de antioxidantes como la vitamina E.

El estudio demuestra que al cambiar el contenido de proteínas y grasas de una alimentación puede ser muy benéfico para la salud del corazón, en especial cuando se consumen alimentos como lo son las almendras; dijo Keith Ayoob, profesor del Instituto de Medicina Albert Einstein en Nueva York y quien además destacó  que las almendras son una buena fuente de proteínas y fibra dietética,  ricas en vitamina E y su contenido de grasas es monoinsaturado casi en su totalidad.

Corazón saludable
Expertos que asistieron a las sesiones científicas de la Asociación Estadounidense de Cardiología dejaron en claro  la necesidad de tener un estilo de vida con una alimentación saludable y actividad física para promover la salud del corazón.

Comer un puñado de almendras todos los días como parte de una dieta saludable es un cambio en el estilo de vida que puede representar una diferencia significativa en la salud del corazón, aseguran.


Leche de Almendras
Esta especialmente recomendada en caso de:
Intolerancia alimentaria a la Leche de Vaca, o la alergia a la misma.

Eccema y diarreas infantiles: la leche de vaca es causa de un buen número de las alergias das como infantiles, manifestadas como eccema o erupciones de piel. Igualmente en casos de diarrea aguda del lactante, descomposición intestinal, flatulencias u otros trastornos digestivos, la leche de vaca es sustituida exitosamente por la leche de almendras.
Exceso de colesterol.

Infancia y etapas de crecimiento: especialmente indicada en niños nerviosos o con problemas de concentración (ácido linoleico y fósforo ayudan a mejorar el rendimiento intelectual).

Tercera edad: es beneficiosa ya que a veces se dificulta la masticación de las mismas.

Lactancia: mejora la producción láctea.


viernes, 19 de noviembre de 2010

El secreto del exito...

video 

Te invito a que veas este corto video que resume en pocas palabras lo que en la Palabra de Dios esta delineado desde hace tanto tiempo: el Secreto del exito  (yo le agregaría que solo con el Poder de Dios es posible alcanzarlo... )
La temperancia o dominio propio es el secreto del exito, solo que sabemos que sin una ayuda externa a nosotros será imposible que logremos los cambios para nuestro bienestar pasajero (en este mundo) y eterno. Esto es lo que también se conoce como Temperancia y ahora nalizaremos donde comienza la falta de temperancia y que deberíamos hacer para recomponer la situación.

¿Dónde Comienza la Intemperancia?
“La reforma debe empezar con la madre antes del nacimiento de sus hijos; y si se siguieran fielmente las instrucciones de Dios, no existiría la intemperancia..
Debiera ser el esfuerzo constante de cada madre conformar sus hábitos con la voluntad de Dios, a fin de cooperar con él en proteger a sus hijos de los vicios destructores de la salud y la vida que existen en la actualidad.”
“Como regla, cada hombre intemperante que cría hijos transmite sus inclinaciones y tendencias malas a su descendencia (Review and Herald, 21-11-1882).
"El niño será afectado para bien o para mal por los hábitos de la madre.  Ella misma tiene que ser dominada por los buenos principios, y debe observar las leyes de la temperancia y el dominio propio, si quiere asegurar el bienestar de su hijo (Consejos Sobre el Régimen Alimenticio, pág. 256).”

Dos cosas, primeramente debemos entender que no es el niño el que desarrolla malos hábitos por sí mismo, sino que desde el vientre de la madre se van moldeando sus gustos, sus deseos. Es terrible la responsabilidad que recae sobre la madre y el padre porque todas las tendencias hacia la intemperancia se heredan.

“El enemigo de las almas conoce este hecho mucho mejor que muchos padres.  El pondrá sus tentaciones sobre la madre sabiendo que si ella no lo resiste, podrá afectar por la madre a su hijo.”

Las influencias prenatales

Si, antes del nacimiento de éste, la madre procura complacerse a sí misma, si es egoísta, impaciente e imperiosa, estos rasgos de carácter se reflejarán en el temperamento del niño.  Así se explica que muchos hijos hayan recibido por herencia tendencias al mal que son casi irresistibles.
Pero si la madre se atiene invariablemente a principios rectos, si es templada y abnegada, bondadosa, apacible y altruista, puede transmitir a su hijo estos mismos preciosos rasgos de carácter.”

Recuerden 2 ejemplos en la Biblia sobre personas que fueron elegidas desde antes de nacer y sobre las cuales sus padres recibieron explícitas directivas sobre qué cosas debían tener en cuenta ya desde antes de que los niños nacieran: uno fue Sansón (Jueces 13: 7,13) otro fue Juan el bautista.

 En la historia de Sansón encontramos un ejemplo de como deben actuar los padres hoy en día ante un hijo que viene en camino.
“La súplica del padre y la madre debiera ser que "nos enseñe lo que hayamos de hacer con el niño que ha de nacer" (Juec. 13: 8).  Hemos presentado al lector lo que Dios ha dicho concerniente a la conducta de la madre antes del nacimiento de sus hijos.  Pero esto no es todo.  El ángel Gabriel fue enviado de los atrios celestiales para dar instrucción en cuanto al cuidado de los niños después de su nacimiento, a fin de que los padres comprendiesen plenamente su deber.”

¿Qué ocurre en las sucesivas generaciones con los hábitos heredados?

“Ambos padres transmiten a sus hijos sus propias características, mentales y físicas, su temperamento y sus apetitos.  Con frecuencia, como resultado de la intemperancia de los padres, los hijos carecen de la fuerza física y poder mental y moral.  Los que beben alcohol y los que usan tabaco pueden transmitir a sus hijos sus deseos insaciables, su sangre inflamada y sus nervios irritables, y se les transmiten en efecto.  Los licenciosos legan a menudo sus deseos pecaminosos, y aun enfermedades repugnantes, como herencia a su prole.  Como los hijos tienen menos poder que sus padres para resistir la tentación, hay en cada generación tendencia a rebajarse más y más (Patriarcas y Profetas, pág. 604).”

Es por esto que El Señor tiene misericordia de nosotros hasta la tercera y cuarta generación, el Señor sabe que llegado un determinado período de la historia el mal se va haciendo cada vez más marcado, múltiples ejemplos tenemos de ello, Sodoma y Gomorra, los amorreos, todas las naciones paganas.

“Dondequiera que los hábitos de los padres sean contrarios a la ley física, el daño hecho a sí mismos será repetido en las generaciones futuras (Manuscrito 3, 1897).”
“Los pecados de los padres, por causa del apetito pervertido, han visitado con terrible poder a los hijos hasta la tercera y cuarta generación.”

¿Qué le quedan a los hijos de aquellos que no desean hacer frente a los malos hábitos?

“Muchos sufren las consecuencias de las transgresiones de sus padres.  Si bien no son responsables de lo que hicieron éstos, es, sin embargo, su deber averiguar lo que son o no son las violación  de las leyes de la salud.  Deberían evitar los hábitos malos de sus padres, y por medio de una vida correcta ponerse en mejores condiciones (El Ministerio de Curación, pág. 179).”

“Ambos padres transmiten a sus hijos sus propias características, mentales y físicas, su temperamento y sus apetitos.  Con frecuencia, como resultado de la intemperancia de los padres, los hijos carecen de la fuerza física y poder mental y moral. Como los hijos tienen menos poder que sus padres para resistir la tentación, hay en cada generación tendencia a rebajarse más y más (Patriarcas y Profetas, pág. 604).”

Comenzar desde la infancia

Enseñad a vuestros niños desde la cuna a practicar la abnegación y el dominio propio. . . . Inculcad en sus tiernas inteligencias la verdad de que Dios no nos ha creado para que viviéramos meramente para los placeres presentes, sino para nuestro bien final.  Enseñadles que el ceder a la tentación es dar prueba de debilidad y perversidad, mientras que el resistir a ella denota nobleza y virilidad.” Ministerio de Curación pag. 300

“¿No tengo derecho a hacer lo que me plazca con mi cuerpo? -No, no tenéis derecho moral, porque violáis las leyes de la vida y de la salud que Dios os ha dado.  Sois propiedad del Señor, suyos por creación y suyos por redención.  "Amarás a tu prójimo como a ti mismo".  Aquí se presenta a la consideración la ley del respeto propio y la del respeto a la propiedad del Señor.  Esto llevará a respetar las obligaciones bajo las que está todo ser humano de preservar la maquinaria viviente, formada tan asombrosa y maravillosamente (Manuscrito 49, 1897).”

“Haced del hogar un sitio donde existan el gozo, la cortesía y el amor. . . . Si la vida hogareña es lo que debe ser, los hábitos que allí se formen constituirán una poderosa defensa contra los asaltos de la tentación cuando el joven abandone el refugio del hogar y vaya al mundo (Counsels on Health, pág. 100).”

"La obra de educación y formación debería comenzar en la primera infancia del niño, porque entonces la mente es más impresionable, y las lecciones impartidas se recuerdan mejor." (La conducción del niño pag 27)

"Padres y madres, tenéis una obra solemne que realizar.  La salvación eterna de vuestros hijos depende de vuestra conducta. ¿Cómo educaréis con éxito a vuestros hijos?  No reprendiéndolos, porque no hará ningún bien.  Hablad a vuestros hijos como si tuvierais confianza en su inteligencia.  Tratadlos con bondad, ternura y amor.  Decidles lo que Dios espera que hagan.  Decidles que Dios desea que se eduquen y se preparen para ser obreros con él.  Cuando hagáis vuestra parte, podéis confiar que el Señor hará su parte (Manuscrito 33, 1909). (CDN pag 32)

¿Qué significa instruir al niño en su camino?
"Instruya", no "diga".
A los padres se les encomienda la gran tarea de educar y enseñar a sus hijos para la vida futura e inmortal. Muchos padres y madres parecen pensar que si alimentan y visten a sus pequeños, y los educan de acuerdo con las normas del mundo, ya han cumplido su deber. Están demasiado ocupados con los negocios o el placer para hacer que la educación de sus hijos sea el objeto de estudio de sus vidas. No procuran educarlos para que empleen sus talentos para honra de su Redentor. Salomón no dijo: "Di al niño su camino, y aun cuando fuere viejo no se, apartará de él". Sino que dijo: "Instruye al niño en su camino, y aun cuando fuere viejo no se apartará de él" (Review and Herald, 24-6-1890).

"Ningún tema entre los que son presentados a los habitantes de nuestras ciudades atraería un interés tan grande como el que concierne a la salud física.  La verdadera temperancia demanda total abstinencia de bebidas fuertes.  Exige también reforma en los hábitos dietéticos, en el vestir y en el sueño.  A los que complacen el apetito nos les agrada oír que depende de ellos decidir si serán inválidos.  Necesitan despertar y razonar de causa a efecto.  Necesitan comprender que son productores de enfermedad debido a su ignorancia sobre el tema del comer, el beber y el vestir apropiados" (Manuscrito 155, 1899).

"Si podemos despertar la sensibilidad moral de nuestro pueblo en el asunto de la temperancia, obtendremos un gran triunfo.  Se ha de enseñar y practicar la temperancia en todas las cosas de esta vida" (Signs of the Times, 2-10-1907).

"La obediencia a las leyes de la vida debe constituir un asunto de deber personal.  Hemos de dar cuenta a Dios por nuestros hábitos y prácticas.  La pregunta a la que debemos responder no es: ¿Qué dirá el mundo? sino: ¿Cómo trataré yo, que pretendo ser cristiano, la habitación que Dios me ha dado? ¿Obraré para mi más elevado bienestar temporal y espiritual conservando mi cuerpo como un templo para la morada del Espíritu Santo, o me sacrificaré en aras de las ideas y prácticas del mundo?" (Manuscrito 86, 1897).






sábado, 13 de noviembre de 2010

Moderar los deseos o inclinaciones.

La Temperancia
“¿No tengo derecho a hacer lo que se me antoje con mi cuerpo? -No, no tienes el derecho moral para hacerlo, porque de esta manera se violan las leyes de la vida y de la salud que Dios nos ha dado.  Somos propiedad del Señor, suyos por creación y suyos por redención.  "Amarás a tu prójimo como a ti mismo".  Aquí se nos presenta la ley del respeto propio y la del respeto a la propiedad del Señor.  Esto llevará a respetar las obligaciones bajo las que está todo ser humano de preservar la maquinaria viviente, formada tan asombrosa y maravillosamente (Manuscrito 49, 1897).”

Según la define el diccionario la temperancia o templanza consiste en moderar los apetitos, los deseos o inclinaciones.

¿Saben cuántas veces debe repetirse un acto para que se transforme en un hábito? Aproximadamente 70 veces, se acuerdan cuantas veces Cristo le dijo a Pedro que debía perdonar, 70 veces 7, es claro que El quería que fuera un hábito en su vida, ¿no?
Por contemplación somos transformados.

¿Cómo fuimos creados originalmente? ¿Qué significa ser temperantes?
“El hombre salió de la mano de su Creador perfecto en su organismo y hermoso en su forma (Christian Temperance and Bible Hygiene, pág. 7).
El hombre fue el acto culminante de la creación de Dios, hecho a la imagen de Dios, con el propósito de ser una copia fiel de Dios (Review and Herald, 18-6-1895).
Génesis 1:26 “Hagamos al hombre a nuestra imagen y semejanza…”
Originalmente la mente del hombre era la que dominaba sus apetitos e inclinaciones, y no estos a la razón.
Nuestros apetitos e inclinaciones . . . fueron establecidos divinamente y cuando fueron dados al hombre eran puros y santos. Era el propósito de Dios que la razón gobernara los apetitos, y que éstos contribuyeran a nuestra felicidad; y cuando están regidos y controlados por una razón santificada son santidad a Jehová (Manuscrito 47, 1896).”
¿El hombre se dominaba a si mismo? Vemos que no, que si bien la razón dominaba las inclinaciones, esta razón o voluntad estaba en armonía con la voluntad de su Creador. Y llevaba el sello de la Divinidad (Apoc. 14:1)
“Adán era un ser noble dotado de una mente poderosa, de una voluntad en armonía con la voluntad de Dios, y de afectos que se centraban en el cielo.  Su cuerpo no había recibido la herencia de ninguna enfermedad, y su alma llevaba el sello de la Divinidad”


¿Quién estableció nuestros apetitos e inclinaciones?
Los apetitos son los deseos, eso que tanto te gusta hacer, o comer, o compartir, lo que estas esperando con ansias desde que te acostas hasta que te levantas… ¿Eso significa que lo que como seres humanos nos gusta es lo que Dios quiere para nosotros? ¿Por qué vemos que lo que nos gusta no concuerda con lo que Dios quiere? Dios fue el que estableció en el ser humano los apetitos e inclinaciones, lo que pasa es que en un comienzo estos estaban de acuerdo con su voluntad:
“Nuestros apetitos e inclinaciones . . . fueron establecidos divinamente y cuando fueron dados al hombre eran puros y santos.  Era el propósito de Dios que la razón gobernara los apetitos, y que éstos contribuyeran a nuestra felicidad; y cuando están regidos y controlados por una razón santificada son santidad a Jehová (Manuscrito 47, 1896).”
¿Qué dice Pablo acerca de lo que el veía que ocurrió cuando conoció la voluntad la Dios para el?

“Porque según el hombre interior, me deleito en la ley de Dios; pero veo en mis miembros una ley diferente que combate contra la ley de mi mente y me encadena con la ley del pecado que está en mis miembros.” Romanos 7:22,23

Pablo reconocía que había algo más fuerte que el que no podía dominar solo, una ley que era la del pecado, sobre sus miembros, que lo llevaban a hacer lo que no quería, una ley heredada…

“Porque no hago el bien que quiero; sino al contrario, el mal que no quiero, eso practico.” Romanos 7:19

¿Quién esta detrás de la intemperancia?
“Satanás reunió a los ángeles caídos para planear alguna manera de hacer el mayor daño posible a la familia humana. Se hizo una propuesta tras otra, hasta que finalmente Satanás mismo ideó un plan. Tomaría el fruto de la vid, como también el trigo y otras cosas dadas por Dios como alimento, y las convertiría en venenos que arruinarán las facultades físicas, mentales y morales del hombre y subyugaran de tal forma los sentidos que Satanás lograse el dominio completo.”

¿Como hace satanás para dominar nuestra voluntad?
El sabe que la única forma de lograr esto es haciendo que cedamos en nuestros apetitos, en el deseo en el comer y el beber:
“Satanás sabe que no puede vencer al hombre a menos que domine su voluntad.  Puede lograr esto engañando al hombre de tal forma que quiera cooperar con él en violar las leyes de la naturaleza en el comer y el beber, lo cual es transgresión de la ley de Dios (Manuscrito 3, 1897).”

¿Sabías que Eva creía que desobedecer a Dios en acercarse al árbol de la ciencia del bien y del mal no era algo tan pecaminoso o que tuviese consecuencias tan terribles? A que te hace acordar? Nunca escuchaste la frase: “¿Qué me hace un poquito de esto?”, o “ De algo hay que morir”. Esta actitud la heredamos todos.
“Por complacer su gusto, Eva transgredió el mandamiento de Dios.  El le había dado todo lo que sus necesidades requerían, pero ella no se quedó satisfecha.
Desde entonces sus hijos e hijas caídos han seguido siempre los deseos de sus ojos y de su gusto.  Como Eva, han desobedecido las prohibiciones que Dios ha hecho y han seguido en el camino de la desobediencia, y como Eva se han hecho la ilusión de que la consecuencia no habrá de ser tan terrible como se había sospechado (How to Live, pág. 51).”

¿Cuál es el resultado de no poner nuestros apetitos bajo el dominio de la razón?
La intemperancia de cualquier clase entorpece los órganos sensoriales y debilita de tal forma el poder cerebral, que las cosas eternas no son apreciadas, sino colocadas en el mismo nivel que las cosas comunes. Las facultades superiores de la mente, destinadas a propósitos elevados, son puestas en la esclavitud de las pasiones más bajas. “

El único medio por el que Dios se comunica con nosotros es a través de la mente, si esta no esta en el mejor estado posible se hace imposible para nuestro  Creador comunicarse con nosotros.

“Satanás se regocija al ver cómo la familia humana se hunde cada vez más en el sufrimiento y la miseria.  Sabe que las personas que tienen malos hábitos y cuerpos malsanos no pueden servir a Dios con tanto fervor, perseverancia y pureza como si estuvieran sanas.  Un cuerpo enfermo afecta el cerebro.  Con la mente servimos al Señor.  La cabeza es la capital del cuerpo. . . . Satanás triunfa en la funesta obra que realiza haciendo que la familia humana se complazca en hábitos que hacen que sus miembros se destruyan a sí mismos y unos a otros.  Por este medio despoja a Dios del servicio que le es debido (Spiritual Gifts, tomo 4, pág. 146).”

“Nuestra salud física es conservada por lo que comemos; si nuestros apetitos no están bajo el control de una mente santificada, si no somos temperantes en todo lo que comemos y bebemos, no estaremos en un estado mental y físico sano para estudiar la Palabra con el propósito de aprender lo que dicen las Escrituras: ¿Qué haré para tener la vida eterna?  Todo hábito malsano producirá una condición malsana en el sistema, y la delicada y viviente maquinaria humana del estómago resultará perjudicada, y no podrá realizar su trabajo debidamente.  El régimen alimenticio tiene mucho que ver con la disposición a entrar en la tentación y cometer pecado (Consejos Sobre el Régimen Alimenticio, pág. 61).”

¿Te acordas que Cristo venció donde nosotros caimos? El enemigo sabe que la única forma de llevarnos en un camino descendente a la perdición es comenzando a hacernos ceder en cuanto a lo que comemos, es lo primero con lo que tentó a Cristo, y El allí nos dejó un ejemplo (Lucas 4).
Cristo ayuno y presento un gran sufrimiento mientras transcuria el mismo porque sabia que el gran enemigo del hombre y el que sería su ruina era la complacencia del apetito:

“Muchos que profesan ser piadosos no investigan la razón del largo período de ayuno y sufrimiento de Cristo en el desierto.  Su angustia no se debió tanto a los tormentos del hambre como a su comprensión de los terribles resultados, en la raza humana, de la complacencia del apetito y la pasión.  Sabía que el apetito sería el ídolo del hombre y lo induciría a olvidar a Dios y que le estorbaría directamente el camino de su salvación (Redemption; or the Temptation of Christ, pág. 50).”
 ¿Hay alguna esperanza que nos impulse a colocar nuestra voluntad en las manos de Dios?
“Ahora pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha librado de la ley del pecado y de la muerte.
Porque Dios hizo lo que era imposible para la ley, por cuanto ella era débil por la carne: Habiendo enviado a su propio Hijo en semejanza de carne de pecado y a causa del pecado, condenó al pecado en la carne; para que la justa exigencia de la ley fuese cumplida en nosotros que no andamos conforme a la carne, sino conforme al Espíritu.
Porque los que viven conforme a la carne piensan en las cosas de la carne; pero los que viven conforme al Espíritu, en las cosas del Espíritu.
Porque la intención de la carne es muerte, pero la intención del Espíritu es vida y paz. Pues la intención de la carne es enemistad contra Dios; porque no se sujeta a la ley de Dios, ni tampoco puede.Así que, los que viven según la carne no pueden agradar a Dios.
Sin embargo, vosotros no vivís según la carne, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios mora en vosotros. Si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de él.
Pero si Cristo está en vosotros, aunque el cuerpo está muerto a causa del pecado, no obstante el espíritu vive a causa de la justicia.” Romanos 8:1-10
Es imposible que los que complacen el apetito alcancen la perfección cristiana (Testimonies, tomo 2, pág. 400).
El Espíritu de Dios no puede venir en nuestro auxilio y ayudarnos a perfeccionar caracteres cristianos, mientras estemos complaciendo nuestros apetitos en perjuicio de la salud y mientras el orgullo de la vida tenga el dominio (Health Reformer, septiembre de 1871).”


Toda la degradación que vemos a nuestro alrededor, la violencia, el maltrato entre nosotros tiene un origen común y que cumple a la perfección con el plan original de Satanás de destruir en todo lo que pudiese a la raza humana:
“Los que se permiten a sí mismos convertirse en esclavos de un apetito de glotonería, a menudo van más lejos, y se rebajan complaciendo sus pasiones corrompidas, las cuales se han excitado por la intemperancia en el comer y beber.  Dan rienda suelta a sus pasiones degradantes hasta que la salud y el intelecto sufren grandemente.  Sus facultades de raciocinio están, en gran medida, destruidas por los malos hábitos (Spiritual Gifts, tomo 4, págs. 124-131).”

“Es imposible que los que complacen el apetito alcancen la perfección cristiana (Testimonies, tomo 2, pág. 400).
El Espíritu de Dios no puede venir en nuestro auxilio y ayudarnos a perfeccionar caracteres cristianos, mientras estemos complaciendo nuestros apetitos en perjuicio de la salud y mientras el orgullo de la vida tenga el dominio (Health Reformer, septiembre de 1871).

Nosotros también podemos vencer.
Nuestra única esperanza de recuperar el Edén es por medio de un firme dominio propio.  Si el apetito pervertido tenía un poder tan grande sobre la humanidad, que, a fin de quebrantar su dominio, el divino Hijo de Dios hubo de soportar un ayuno de casi seis semanas en favor del hombre, ¡qué obra está delante del cristiano!  Sin embargo, por grande que sea la lucha, éste puede vencer.  Con la ayuda del poder divino que soportó las más fieras tentaciones que Satanás pudo inventar, él también puede ser completamente victorioso en su guerra contra el mal, y finalmente podrá llevar la corona de victoria en el reino de Dios (Consejos Sobre el Régimen Alimenticio, pág. 198)”

Muchos quieren la recompensa pero no están dispuestos a trabajar por ello.
“Muchos desean la recompensa y la victoria finales que han de ser concedidas a los vencedores, pero no están dispuestos a soportar los trabajos, las privaciones y la abnegación como lo hizo su Redentor.  Únicamente por la obediencia y el esfuerzo continuo seremos vencedores como Cristo lo fue.
El poder dominante del apetito causará la ruina de millares de personas, que, si hubiesen vencido en ese punto, habrían tenido fuerza moral para obtener la victoria sobre todas las demás tentaciones de Satanás.  Pero los que son esclavos del apetito no alcanzarán a perfeccionar el carácter cristiano.  La continua transgresión del hombre durante seis mil años ha producido enfermedad, dolor y muerte. -Y a medida que nos acerquemos al fin, la tentación de complacer el apetito será más poderosa y más difícil de vencer (Joyas de los Testimonios, tomo 1, págs. 422, 423).”

¿Cuál es el objetivo de Dios para nosotros?
El Señor busca restablecer su imagen en nosotros, eso significa que tanto mente como cuerpo deben estar en armonía con El, quiere reconciliarnos con El y luego transformarnos a nosotros en embajadores, osea, que llevemos a otros a reconciliarse con su Creador:

“Y todo esto proviene de Dios, quien nos reconcilió consigo mismo por medio de Cristo y nos ha dado el ministerio de la reconciliación: que Dios estaba en Cristo reconciliando al mundo consigo mismo, no tomándoles en cuenta sus transgresiones y encomendándonos a nosotros la palabra de la reconciliación.
Así que, somos embajadores en nombre de Cristo; y como Dios os exhorta por medio nuestro, rogamos en nombre de Cristo: ¡Reconciliaos con Dios!” 2 Corintios 5:19-20

Para ser reconciliados primero debemos ser transformados en nuestro carácter:
“Nuestra obra en favor de los tentados y caídos alcanzará verdadero éxito únicamente en la medida en que la gracia de Cristo vuelva a formar el carácter, y el hombre sea puesto en relación viva con el Dios infinito.  Tal es el propósito de todo verdadero esfuerzo pro temperancia (Joyas de los Testimonios, tomo 2, pág. 399).”

La reforma surge desde adentro, ninguna circunstancia externa puede cambiarnos en algo.
“Los hombres no serán nunca temperantes hasta que la gracia de Cristo sea un principio viviente en el corazón . . . Las circunstancias no pueden producir reformas.  El cristianismo propone una reforma del corazón.  Lo que Cristo obra dentro, se realizará bajo el dictado de un intelecto convertido.  El plan de comenzar afuera y tratar de obrar hacia el interior siempre ha fracasado (Consejos sobre el Régimen Alimenticio, pág. 40).”

Muchas veces nos vemos tentados a decir: de a poco voy a dejar lo que Dios me pide y que se que  me hace mal, pero fíjense lo que nos dice El en relación a esto :
“…Cuando se hacen esfuerzos por ilustrarlos sobre este punto, algunos dicen: Yo me iré absteniendo de a poco.  Pero Satanás se ríe de tales decisiones.  El dice: Están seguros en mi poder.  No tengo nada que temer de ellos en este respecto.
Pero él sabe que no tiene ningún poder sobre el hombre que, cuando los pecadores lo incitan, tiene el valor moral para decir "No" honrada y positivamente.  El tal ha abandonado la compañía del diablo, y mientras se aferra de Jesucristo está a salvo.  Está donde ángeles celestiales pueden relacionarse con él dándole fortaleza moral para vencer (Manuscrito 86, 1897).”

Una buena manera de comenzar a realizar los cambios en nuestra vida es apoyándonos con quienes sabemos que aman a Dios y hacen su voluntad:
“...Acuda al Señor en busca de ayuda.  Vaya a aquellos que sabe que aman y temen a Dios, y dígales: Ténganme bajo su cuidado; porque Satanás me tienta furiosamente.  No tengo poder para huir de la trampa.  Guárdenme con Uds. a cada momento hasta que tenga más fuerza para resistir la tentación (Carta 166, 1903).”

¿Por qué tantos fracasan y se transforman en un mal ejemplo acerca de lo que Dios desea para sus hijos?
“Las tentaciones a la complacencia del apetito tienen un poder que puede ser vencido solamente por la ayuda que Dios puede impartir.  Pero con cada tentación tenemos la promesa de Dios de que habrá una salida. ¿Por qué, pues, tantos son vencidos?  Es porque no ponen su confianza en Dios.  No sacan provecho de los medios provistos para su seguridad.  Por lo tanto, las excusas que se presentan en favor de la complacencia del apetito pervertido no tienen peso delante de Dios (Christian Temperance and Bible Hygiene, pág. 22).”

De nada sirven las buenas resoluciones que uno toma confiado en su propia fuerza.  No conseguirán todas las promesas del mundo quebrantar el poder de un hábito vicioso.  Nunca podrán los hombres practicar la templanza en todo sino cuando la gracia divina renueve sus corazones.  No podemos guardarnos del pecado ni por un solo momento.  Siempre tenemos que depender de Dios. . . .
Cristo llevó una vida de perfecta obediencia a la ley de Dios, y así dio ejemplo a todo ser humano.  La vida que él llevó en este mundo, tenemos que llevarla nosotros por medio de su poder y bajo su instrucción.”
“El Salvador llevó sobre sí los achaques de la humanidad y vivió una vida sin pecado, para que los hombres no teman que la flaqueza de la naturaleza humana les impida vencer.  Cristo vino para hacernos "participantes de la naturaleza divina", y su vida es una afirmación de que la humanidad, en combinación con la divinidad, no peca.”

Todo lo que hagamos tiene una consecuencia, Dios nos pide un TODO, no una porción de nosotros, requiere que demos una obediencia perfecta, para eso necesitamos a Cristo. El es el que hizo provisión para que seamos participantes de la NATURALEZA DIVINA y alcancemos ese ideal.
"hechos participantes de la naturaleza divina, habiendo huido de la corrupción que está en el mundo por concupiscencia" (2 Ped. 1: 4).

“Mediante la oración, el estudio de su Palabra y el creer que su presencia mora en el corazón, el más débil ser humano puede vincularse con el Cristo vivo, quien lo tendrá de la mano y nunca lo soltará (El Ministerio de Curación, págs. 134-137).”

Nuestra tarea consiste en poner nuestra voluntad a los pies de Cristo

“Tu parte es poner tu voluntad del lado de Cristo.  Cuando le rindes tu voluntad, inmediatamente toma posesión de ti y obra en ti para querer y hacer según su beneplácito.  Tu naturaleza es sometida al dominio de su Espíritu.  Aun tus pensamientos le están sujetos.  Si no puedes dominar como quieres tus impulsos y emociones, puedes dominar la voluntad, y así se obrará un cambio total en tu vida.  Cuando rindes tu voluntad a Cristo, tu vida se esconde con Cristo en Dios.  Está aliada con el poder que está por encima de todos los principados y potestades.  Tienes una fuerza de Dios que te mantiene unido a su fuerza, y es posible para ti una nueva vida, la vida de la fe.”